O período

Menorragia

Se considera hipermenorrea o menorragia cuando las pérdidas sanguíneas son superiores a las normales y en ocasiones se asocia a una variación significativa del patrón menstrual habitual de la paciente. Aunque existen variaciones individuales, suelen considerarse anormales las menstruaciones que persisten más de 7 días, las que suceden con intervalos inferiores a 21 días, cuando la pérdida es intermenstrual y aquéllas en las que la pérdida de sangre supere los 80 ml, sin que necesariamente dure muchos días.
Mostrar tudo
Ocultar tudo
¿Cuáles son los factores de riesgo?
Un factor de riesgo es aquello que incrementa las probabilidades de adquirir una enfermedad o afección. Las personas con mayor riesgo de padecer menorragia incluyen:
  • Adolescentes que hayan comenzado a menstruar durante los últimos 12 a 18 meses
  • Mujeres que se acercan a la menopausia
  • Mujeres con trastornos hereditarios de sangrado
  • Mujeres con obesidad
  • Patología ginecológica que debe ser estudiada y diagnosticada (miomas uterinos, patología endometrial...)
¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué voy a notar?
Los síntomas de la menorragia incluyen:
  • Sangrado menstrual que dura más de siete días
  • Sangrado excesivo no habitual (que empape una compresa o un tampón cada hora)
  • Pérdida hemática que requiera que la protección sanitaria sea cambiada durante la noche
  • Pérdida de sangre menstrual que contenga coágulos grandes
  • Pérdida de sangre menstrual que interfiera con el estilo de vida
  • Fatiga y/o falta de aire (síntoma de anemia)
¿Hay alguna forma de evitarla?
Para la mayoría de las mujeres no existen medidas preventivas específicas. Sin embargo, si su menorragia es causada por un medicamento, se puede prevenir comentando y valorando la continuidad en la toma de dicho medicamento.
Desde que tuve la primera menstruación, todos los ciclos son irregulares y yo no sé s...
Los desarreglos menstruales son frecuentes en mujeres comprendidas entre 10 y 20 años de edad. La mayoría de veces es debido a que se producen ciclos sin ovulación secundaria a una inmadurez del eje hipotálamo-hipófisis-ovario. Ocurre aproximadamente en el 50 % de las adolescentes durante los dos primeros años que siguen a la primera regla.
¿Cómo puedo saber si la cantidad de regla es muy abundante?
Se considera abundante si la cantidad supera los 80 ml al día. Es importante consultar al ginecólogo, ya que puede ocasionar anemia, que debe ser estudiada y tratada.
¿Qué es una menstruación anormal?
La menstruación anormal se puede definir como una variación significativa del patrón menstrual habitual de la paciente. Aunque existen variaciones individuales, suelen considerarse anormales las menstruaciones que persisten más de 7 días, las que suceden con intervalos inferiores a 21 días, cuando es intermenstrual y aquéllas en que la pérdida de sangre supere los 80 ml. En cualquier caso, debes consultar a tu ginecólogo para comentar todo lo que te sucede.
¿Cuáles son la duración y los intervalos medios de las reglas?
La duración media es de 5,2 días (límites 3-8 días) y el intervalo normal de 28 días (límites 21-35 días). Sólo un 15% de las mujeres tienen un ciclo "típico" de 28 días.
¿Cuándo es mayor la variabilidad de los ciclos menstruales?
Durante los dos años siguientes tras la primera regla y en los tres años anteriores a la menopausia. Es debido a que entre un 6% y un 34 % de los ciclos de estos dos periodos son anovuladores (sin ovulación). En cualquier caso, es necesaria una visita ginecológica y tras descartar cualquier anomalía te informarán y te aconsejarán el tratamiento más adecuado.
¿Cuáles son las posibles causas?
En algunos casos la causa de la menorragia es desconocida. Sin embargo, se deben descartar algunas condiciones, entre otras, que en ocasiones se manifiestan con reglas muy abundantes como:
  • - Desequilibrio o alteración hormonal (la causa más común)
  • - Enfermedad inflamatoria pélvica
  • - Pólipos cervicales o endometriales
  • - Miomas uterinos
  • - Alteraciones sanguíneas
  • - Enfermedades renales, de tiroides o de hígado
  • - Problemas con el dispositivo intrauterino ( DIU )
  • - Embarazo ectópico
  • - Quistes de ovario orgánicos o funcionales
  • - Enfermedades médicas crónicas
  • - Medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios
  • - Lesión vaginal debida a un trauma o a un abuso sexual
  • - Complicaciones derivadas del embarazo, como un aborto espontáneo